permalink

off

Los Bebés también disfrutan de la Calefacción

Todos los padres, especialmente los primerizos, sufren pensando si su bebé pasará frío en las noches de invierno. Hay quien aprisiona al niño entre las mantas o edredones, aunque igualmente acabarán por los suelos (las mantas…, no necesariamente los bebés…), porque los angelitos no paran de moverse mientras duermen. Hay otras mamás y papás que se deciden por el pijama manta, o saco, o edredón, que les permite agitar las piernas y revolverse sin salirse de él.

bebe calefaccion

Y luego está la alternativa de la calefacción, que persigue mantener la casa a una temperatura idónea. Pero para ello, hay que tener una excelente instalación en casa que evite que los padres estén en el amplio salón viendo la tele a 22 grados, mientras el niño se achicharra en el dormitorio a 26.

Hoy en día la tecnología ha desarrollado equipos individuales de calefacción eléctrica que permiten regular sin problemas la temperatura de una estancia. En el caso del dormitorio de un bebé hay que conseguir una temperatura ambiental moderada que permita no abrigarlos excesivamente. Para el invierno se suele recomendar que esta se mantenga entre 18 y 20 grados, teniendo en cuenta que el bebé duerme más o menos tapado y con alguna variante de pijama, de los de toda la vida o de los que citamos más arriba.

En cualquier caso, si el niño no debe pasar frío, tampoco tiene que sudar.

También existen en el mercado sistemas de humidificación del ambiente que contribuyen a mantener la hidratación de la piel de los bebés, en los casos en que se resientan de cierta sequedad.

Otro lugar a tener en cuenta para mantener una temperatura adecuada en invierno es el cuarto de baño, donde un pequeño equipo de calefacción se revela casi imprescindible para que el bebé disfrute de unos minutos en la bañera, o para que el cambio de pañales o de ropita se convierta en una excusa más para jugar con las manos, con los pies…

Comments are closed.