permalink

off

Calma y salud para el recién nacido

A pesar de que cada bebé, mamá, papá o familia es única y diferente, mecer a un bebé para que se calme es algo que está presente casi de forma innata en todos nosotros en cualquier lugar del mundo. Pero este suave movimiento no solamente nos garantizará que se calme su llanto de forma duradera, si no que tiene otros beneficios físicos y emocionales.

Durante estos primeros meses que iremos desgranando a continuación. Los primeros meses y semanas de vida es el escenario en el cual mamá y bebé están empezando a conocerse. A todas las mamás les gusta mecer al bebé sobre sus brazos porque saben lo bueno que es para establecer un vinculo y una comunicación estrecha con su recién nacido. Sin embargo, la mayoría de las mamás además de madres son profesionales y amas de casa, con lo cual no está garantizado que puedan tener a su bebé todo el día en brazos.

Por suerte hay ciertos productos que podrán facilitar a las madres el multitasking; esto es, mecer a su bebé mientras hablan con su jefe por teléfono móvil o mientras controlan que no se queme el asado en el horno. Nos estamos refiriendo a las hamaquitas.

hamaca mecedora para bebes

¿Necesitas más información?

Coste

Las hamacas mecedoras para bebés en Dormiditos cuestan entre 56 euros, la más barata, y 69 euros, la más cara.

Seguridad

Una hamaquita para bebé debe tener una base amplia y estable y ningún tipo de elemento afilado o protuberante que pudieran dañar a nuestro bebé.

Beneficios

Además de su pequeño tamaño y facilidad de transporte, las hamacas tienen otros beneficios que iremos repasando. Su pequeño balanceo ayuda a los recién nacidos a calmarse, consolar el llanto o quedarse dormiditos. Tal y como señala la Asociación Española de Pediatría, el suave balanceo adelante y atrás en una hamaca es similar al balanceo que el bebé sentía dentro del vientre materno. Este recuerdo de su primer hogar es muy tranquilizador para sus primeros contactos con el nuevo mundo que le rodea. Si nos fijamos en su cara y su cuerpo cuando lo balanceamos nos daremos cuenta como se relajan de forma inmediata.

Pero a parte de estos visibles beneficios, el balanceo también tiene beneficios para la salud de nuestro pequeño. El balanceo ayuda a mejorar su circulación sanguínea, su respuesta cardiaca, y su respiración, evitando su congestión pulmonar. Asimismo, el movimiento ayuda a sus intestinos a la hora de digerir y absorber los nutrientes de los alimentos. Por este motivo, los bebés a los que se les balancea suelen ganar peso de forma más adecuada.
Pero es que por si esto fuera poco, el balanceo es además imprescindible para el desarrollo de su sistema motriz y equilibrio. En la medida en que un bebé se le balancea el oído interno entra en acción. Cuando el niño se balance en calma, este sistema inicia sus comunicaciones con el cerebro y comienza a sintonizar el equilibrio.

Comments are closed.